Agencia Uno

La defensa del derecho a la vida exige que los jóvenes estemos formados y convencidos de por qué es la batalla cultural y social más importante, pero sobre todo, conscientes y cercanos a las historias de personas que, a pesar de encontrarse en situaciones complejas o de vulnerabilidad, han dicho que sí a la vida. Es por eso, que este sábado 18 de noviembre en Siempre por la Vida tendremos el segundo Encuentro Nacional de Jóvenes Provida, una instancia en la que decenas de jóvenes se reunirán para reactivar el compromiso de los chilenos con esta causa.

Las discusiones en torno al derecho a la vida han estado presentes en Chile desde hace años, aunque se han intensificado a propósito del proceso constituyente. En 2017, se aprobó el aborto por causales, hito que fue celebrado por muchos. En 2022, el proyecto de nueva Constitución que presentó la Convención Constitucional consagraba el aborto libre, sin plazos ni causales. Por el contrario y afortunadamente, el proyecto que se plebiscitará en diciembre resguarda el derecho a la vida. Sin embargo, lo cierto es que detractores de la dignidad del ser humano han intentado propiciar la permisión del asesinato de niños en el vientre de sus madres, por lo que debemos estar preparados para defender la vida.

Aunque la formación y los argumentos provida son indispensables para promover una cultura en este sentido, necesitamos volver a conectarnos con esas historias que mueven corazones. Así como una madre decidida a abortar que escucha el latido del corazón de se hijo suele echar pie atrás, quien conoce de cerca las circunstancias que llevan a alguien a tomar esta decisión entiende que el acompañamiento genera resultados positivos en la mayoría de quienes piensan en abortar por presión, miedo o cohesión, y no por voluntad propia.

Todo ser humano es persona y como sociedad debemos hacernos cargo de que cada uno pueda desarrollarse en condiciones dignas en cada una de las etapas de desarrollo. No existen personas de primera y segunda categoría, sino que todos, especialmente los más vulnerables como el que está por nacer, merecen respeto. Los jóvenes estamos dispuestos a dar esta batalla y seguiremos diciendo fuerte y claro que estamos Siempre por la Vida.

Teresa Le Blanc, Presidenta Fundación ChileSiempre.

Últimas Noticias