Diputados UDI emplazan al Presidente Boric a asumir responsabilidad por detención de indultado Luis Castillo
Agencia Uno.

En el país, nos encontramos bajo la dirección de un gobierno que está realmente desconectado de la realidad y a veces parece transitar por una realidad paralela. Esta forma de enfrentar la política deriva en una ausencia de voluntad para abordar temas cruciales para las familias chilenas, lo que se manifiesta constantemente en la obsesión presidencial de centrarse en temas ideológicos y, en discusiones artificiales que no van al fondo de los problemas que afligen al país.

Como si lo anterior no fuera suficiente, en lugar de dialogar sobre las soluciones a los problemas, el gobierno opta por tácticas distractivas, como la publicación de fotos en redes sociales de personeros subiendo cerros capitalinos, celebrando “hitos sin precedentes” en materia de minería y criticando mañosamente a los medios de
comunicación por lo que informan. El presidente pierde o empaña las oportunidades de referirse a los temas que más urgen a los chilenos.

Lo lamentable es que esta parece ser una actitud instalada en todo el gobierno y claramente la permanencia del Ministro Montes en su cargo, a pesar de los gravísimos hechos de corrupción que se han desarrollado bajo su administración y que tienen a dos personas formalizadas en prisión preventiva, es una muestra de que en La Moneda están optando por no ver los problemas.

Otro ejemplo es el debate a propósito de la reforma al sistema de pensiones. En circunstancias que la ciudadanía ha apoyado ampliamente iniciativas como “Con mi plata no” para defender la propiedad de los ahorros previsionales, el gobierno insiste en una reforma en la que parte del fruto de los trabajadores deja de ingresar a sus cuentas de capitalización individual para terminar financiado programas sociales o derechamente
un sistema de reparto.

Pero uno de los aspectos más preocupantes de esta indiferencia del ejecutivo es su efecto ante el gran flagelo que enfrenta la ciudadanía: la delincuencia. Este problema que afecta a cientos de chilenos, que ha ido en aumento en el último tiempo y que nos deja lamentables noticias todos los días, parece no ser prioridad para el gobierno.

En definitiva, mientras la ciudadanía clama por soluciones concretas, el gobierno se pierde en debates irrelevantes, dejando de lado las preocupaciones genuinas de la sociedad.

Juan Pablo Meier, investigador Instituto Res Publica

Últimas Noticias